Autor: Priscila Ugalde

El Eros Textual

https://laeramainstream.com/wp-content/uploads/2017/04/El-Eros-Textual.mp3 He muerto un sinfín de veces, tanto como he resucitado, pues soy el dios de mi propio ser -placer-, que retorna cada que la esperanza vuelve y lentamente crece. Brillo en tempestad -ironía-, cuando el vacío de sombras se llena, pese a que la soledad asola. Es la ola que empapa de sal, por todo el cuerpo, por todos los huecos. Gélido como también cálido y conocido: estado depresivo, bajo cero, con las manos frías, los labios secos, sedientos, hinchados, se van partiendo -se partieron que se curtieron-, privados de todo exceso, privados de “eso”, aquello que con...

Seguir leyendo

El vaivén del Objeto – Sujeto y viceversa

Cosificación inconsciente, éste no discierne así es como todo se justifica, “rostro oculto”, jamás imaginado, alguna vez tocado, he ahí donde la perdida anida “de mi ser o del Ser mismo”. Elemento bicéfalo de donde corre el aquí y el allá; allá donde una gragea todo lo equilibra y aquí donde la nada lo sabotea. Repentino estupor, tanto como el efecto se diluye hasta que la sustancia le sustituye. La consolidación de la acción, anticipa una reacción, esa que se somete a sensación, de ello el “bien”, de ello el “mal”, insospechado tanto como el contexto en el proceso...

Seguir leyendo

ACEQUIA

Acequia: corre que no detengo Primera Parte “El tiempo de la abyección es doble: tiempo del olvido y del trueno, de lo infinito velado y del momento en que estalla la revelación”. Julia Kristeva De desafíos la travesía que he elegido; de colapsos a neurosis todo y cuanto no comprendo, la merma inquieta, inquieta que frustra, frustra que incoa en episodios paranoicos, paranoia que a la neurona revoluciona, pienso que planifico y de pronto determino, a ella elimino. Con las extremidades al cielo, tanto como le amputo el futuro, se asa el pernil que quiero deglutir; el sexo pringa...

Seguir leyendo

Picazón: aún pinta como tabú

Entre pierna escurre, líquidos todos acuosos, tanto como lubrica al sexo y lo torna placentero. -Erección, su elevación-   Rígido: Tanto como el bronce penetra, se estremece cada parte del cuerpo, se contonea, se comprime, se libera; le agita, le excita. – ¿Quién acompaña el fin de lo escrito he imaginado? –   Con diligencia se toca, tan pronto como escurre: blanco, liquido e infinito, pues en ocasiones,  en la vida trasciende, a sucesión incoa. Saciar la deshidratación, tan repentino como estalla, y los nudillos se tornan maraña, encoge que comprime placentero, todo lo que la materia de la...

Seguir leyendo

Del origen al resultado y es dirección

Se idealiza que en el inconsciente los sueños se construyen, de sí las frases que desencadenan motivaciones. Se esculpe que escupe todo lo que habita en “ello”, tanto como anda el deseo, del pubis a los pechos, -de la cabeza a la expresión la condena de la aflicción- pues para eso no hay razón, mientras la actitud yoica del “otro” se desarrolla en medio del discernir de la norma y repetición, durante los años de maduración.   Hube crecido en medio de la ausencia paterna; hube experimentado la repulsión materna. Ella miraba sus ojos en los míos, ¡Oh qué...

Seguir leyendo