Autor: Priscila Ugalde

“Me” confieso – “Te” asevero: Epístola

https://laeramainstream.com/wp-content/uploads/2015/06/2015-06-13_213523.mp3 Hasta la carta de amor, esa tentativa inocentemente perversa de calmar o relanzar el juego, está demasiado inmersa en el fuego inmediato como para hablar más que de “mí” y de “ti”, o incluso de un “nosotros” salido de la alquimia de las identificaciones, pero no de lo que sucede realmente “entre” el  uno y el otro.   J.K. – Elogio de Amor- “Me” hube melosa después de varias horas invertidas en sus ojos profundos, tus ojos color escarlata ¿Verdad que te son preciosos? No lo niegues, tú, esa, aquella, también los has visto disimuladamente. Torrentes de tranquilidad...

Seguir leyendo

Adentro o Afuera; opuestos: Me soy

Ni el poder ni el deseo; es un destino alterado. Julia Kristeva Fuera del “dispensario” el Ser poseso se manifiesta intoxicado por la merma inserta en sus conductos incapacitados, alejados de toda jurisdicción, superados por el sin razón, traicionados por el Super Yo. Maligno convulsivo y pulsivo, éxtasis instintivo del animal solitario; vertebrado cazador de cuerpos escuálidos. Vulnerable sensitivo en medio de caravanas y carnavales, “polvones” y glotonería, ingesta del espíritu inquietante, desasosiego y repentina agitación, proceso y es abyección: flujos abundantes; eyaculaciones precoces; hemorragias y secreciones lácteas. Deleites finos: Vino Extraviadas facultades: Locura El alma y su respectivo...

Seguir leyendo

Placeres enigmáticos, gradaciones sexuales: Tabú

La abyección reviste formas específicas, codificaciones diferentes según los diversos “sistemas simbólicos”  Julia Kristeva Hasta el tuétano taladra la merma, el sigiloso medular de cada cavidad enroscado en el tragadero, asfixiante; comprime verdades, estrangula honestidades elementales, determinantes, sí, pulsivas y nada compasivas; el colosal desenfreno de las sombras al asecho,  perversiones excitantes, corren de punta a punta el rígido cuerpo. “Mi” icónico sentido contraído, dilatado, enfermizo; gustosas densidades: lobreguez. Ecoica percepción de constantes murmullos; expulsada. Fuera del cuerpo la pulsión segrega precipitados resultados de lo impuro, húmedo y regularmente de aquel tabú que alude a la sapidez de otras...

Seguir leyendo

De la primera a la segunda e inclusive a la tercera persona: “Yo”

“Cuando la inspiración no me encuentra, hago medio camino para  encontrarla”. Sigmund Freud Para Marta Silvia Solís Valdez, con cariño, quien fuera mi medio camino en esta ocasión.   Sube por la punta de los pies hasta llegar a la testa, se impregna y revolotea, convulsiona al alborotar “mis” sentidos; olores cosquillean la cavidad nasal; pinturas retenidas en la pupila, contraída por la virtualidad de los colosales colores  y “violentas” imágenes que se reproducen constantemente, pues éstas, van y vienen; se humedecen las paredes de la boca, olfativamente estimulan la sensación de estar gustando, sabores previos, percepciones precedentes, de...

Seguir leyendo

El sin sentido aparente: Cosmos y es Todo

“El autor es quien da al inquietante lenguaje de la ficción sus unidades, sus nudos de coherencia, su inserción en lo real”. Michel Foucault   Ojos de menta tan frescos como el viento y el aliento; lluvia de seda como el cobijo de telillas, manos tropicales, roce de “mis” mejillas, sedantes embriagadores; tierra cultivada de experiencias como de hombres al parapetó de sueños y centellas; tacto áspero como la corteza rugosa de aquel árbol; pájaros y cantos de vuelos altos y libertades; fragancias muchas como el revoloteo y mixtura de las pieles, a veces, miasma. Rojos como el arce...

Seguir leyendo